Cómo elegir una buena maquinilla de afeitar clásica

Si quieres iniciarte en el afeitado clásico, lo primero que necesitas es una maquinilla de doble filo. Sin embargo, la oferta es enorme, por lo que se hace necesario saber cómo elegir una buena maquinilla de afeitar clásica. Como ya sabes, estas maquinillas se caracterizan por utilizar cuchillas desechables de doble filo.

A la hora de elegir una buena maquinilla de afeitar clásica, esperamos que permita un corte preciso y apurado (inclinación del cabezal, posibilidad de ajustar el filo, filo expuesto), que tenga un buen agarre, que tenga una determinada estética, y que dure muchos años. Y eso lo encuentras sin problemas en el rango de 35-60€.

Pero vamos al tema.

¿Cómo elegir una buena maquinilla de afeitar clásica?

1. ¿Cuánto quieres gastarte? 

Cabezal Above The Tie M1 Peine cerrado

Cabezal Above The Tie M1. Peine cerrado

Existen maquinillas de buena calidad por debajo de los 30€, pero las mejores están a partir de ese precio. Considero que es una buena elección hacerse con una maquinilla de calidad que de facilite buenos afeitados. Mühle, Edwin Jagger, Merkur, o Parker, entre otras, presentan una buena oferta entre los 30€ y los 50€. Si quieres algo más caro, tienes las gamas altas de esas mismas marcas o,  ya puestos, las carísimas Above The Tie

2. ¿Qué buscas?

¿Funcionalidad? ¿Estética? ¿»Exclusividad»? ¿Una mezcla de las tres? 

Funcionalidad.

Depende de: cabezal-corte, mango-agarre y equilibrio-manejo. Necesitamos que la hoja adopte un ángulo adecuado para un apurado con menor irritación. Así mismo, necesitamos que el mango nos resulte cómodo, que no resbale y compense el peso del cabezal, a fin de equilibrar el conjunto para permitirnos un manejo más fácil. Respecto de la longitud del agarre, por lo general, la regla es: mano pequeña o mediana, agarre pequeño, mano grande, grande

  • El cabezal. 

Merkur 41C Peine abierto

Merkur 41C con cabezal de peine abierto

Si tienes barba, bigote, perilla o largas patillas, y quieres mantenerlas en su sitio, necesitas un cabezal abierto (con «dientes»), que te permita ver bien por dónde vas. Si no es tu caso, cabezal cerrado. Y si tiendes a cortarte con facilidad, tal vez te interese un cabezal con barra de seguridad, aunque probablemente acabarás desechándolo conforme adquieras práctica. 

Luego tienes las maquinillas con cierre de mariposa. No las recomiendo: van bien si no tienes otra cosa, pero suelen aflojarse, y no te permiten un ajuste variable. Y cuando tengas una mejor, sencillamente la abandonarás.

  • El corte.

El corte va a depender del filo, de su ángulo respecto de la piel y de la presión. Con independencia de las cuchillas, las maquinillas más agresivas dejan al descubierto una mayor parte del filo, por lo que son mayores el apurado y el riesgo de irritación. En cuanto al ángulo, al igual que la presión, este va a depender, sobre todo, de nuestra habilidad. 

  • Cabezales slant.

No quiero engañarte: este es, de largo, mi modelo de cabezal favorito, porque se ajusta perfectamente a mi forma de manejo de la maquinilla.

Si ya tienes un buen manejo de la maquinilla, y quieres dar un paso más allá en cuanto al apurado, deberías ir pensando en hacerte con una slant. Los cabezales slant tienen la peculiaridad de que los filos se mantienen en una posición oblícua entre sí. En teoría (y para muchos usuarios), este curioso filo afeita mejor que el convencional. Además, visualmente son muy interesantes. En precios moderados tenemos dos excelentes opciones, la Merkur 37C y 39C Slant, entre los 40-52€), o los modelos B1 y X3 de Ikon (70-95€).  

[amazon box=»B003IPR87C,B00278N43S» grid=»2″]

El agarre. 

El mango ha de ser antideslizante, aun estando mojado. Dan buenos resultados los clásicos de metal rugoso, los de madera y la mayoría de los sintéticos de calidad. Por otra parte, ten en cuenta que los mangos redondos tienen un peor agarre que los angulosos. 

Para finalizar con la funcionalidad, la maquinilla debe tener un buen equilibrio. Para ello, el mango ha de ser relativamente pesado, y de un largo adecuado. Sin embargo, ambos factores van a depender mucho de tus gustos y de tu forma de afeitarte. En mi caso, considero imprescindible tener, al menos, una maquinilla con mango pesado, rugoso, y de longitud media-larga. Luego están las demás. 

Cuatro buenas maquinillas de afeitar clásicas a buen precio:

[amazon box=»B07F9XG1X9,B077MLWYWF,B07CG3191T,B07N7KT2LP» grid=»4″]

Estética.

Cómo elegir una buena maquinilla de afeitar: Merkur Futur, una opción magnífica. Si puedes pagarla.

Merkur Futur mate. Excelente.

Mientras que el de la funcionalidad es un asunto relativamente sencillo, el de la estética es mucho más difícil de tratar. Unos usuarios preferirán mangos metálicos, otros orgánicos, otros sintéticos; cabezales más o menos clásicos; otros buscarán la posibilidad de conjuntar las maquinillas con brocha y soporte… 

La primera división la haría en el material de los mangos: de metal, rugosos o no; orgánicos, generalmente de madera; y sintéticos, con colores clásicos o llamativos, o imitaciones de orgánicos como el cuerno o el marfil. 

Maquinillas de afeitar: acabados diferentes a unos precios un poco más altos que las anteriores:

[amazon box=»B07MWHPCQJ,B076KKBBLM,B004C6DTZ6,B07D7MZYZF» grid=»4″]

Si estás dispuesto a gastarte más en una maquinilla, entramos en la gama alta. En ella, y como decía antes, encontramos material interesante, aunque llega a tener precios en muchos casos prohibitivos. Este es el caso de las maquinillas de Above The Tie o Feather. Fabricadas en acero inoxidable (las maquinillas convencionales están fabricadas habitualmente en zamak, aluminio o latón), son excelentes, pero superan con facilidad los 150€. 

Se trata de maquinillas de alta calidad, para bolsillos pudientes y/o para grandes aficionados. También son excelentes para flipados/fantasmas. Y claro, como regalo para alguien que lo valore, también están bien. Aunque para esto, quizás mejor un juego de afeitado.

[amazon box=»B07Q2DJ6S2,B009ZF8Y18,B003VS5Y0E,B002MTZPUC» grid=»4″]

Resumiendo:

Si tuviera que elegir una buena maquinilla de afeitar, dependiendo del dinero que quisiera pagar por ella, elegiría en el siguiente orden:

  • Entre los 10-30€. Funcionalidad y estética. Cualquiera en torno a los 20€. Posiblemente optaría por una de bambú, por lo bonitas que son, sobre todo.
  • Entre los 31€-60€. Funcionalidad: me decantaría por una Slant. Estética: Fatip Gentile, o una Parker
  • Entre los 60€-100€, Funcionalidad y estética: Merkur Futur, Captain Fawcett.
  • Por encima de los 100€. Funcionalidad y estética: Mühle Sophist

Espero haberte ayudado. Ahora te toca a tí ¿cual será tu próxima maquinilla de afeitar?

Si te ha gustado, por favor, comparte.

Sé el primero en comentar en «Cómo elegir una buena maquinilla de afeitar clásica»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies